viernes, 10 de abril de 2015

22.- Peroblasco y San Vicente de Munilla



Después de Pasar la mañana en Arnedillo decidimos completar la jornada visitando Peroblasco.  Muchas veces he pasado al lado de este pequeño pueblo, mas nunca había entrado a verlo. Es es una aldea de Munilla que entá encastrada dentro del término de Arnedillo. Cosas de la administración.



Puente de Peroblasco



Para llegar tenemos que pasar por un antiguo puente de piedra por el que solo puede pasar un coche a la vez. En la aldea viven actualmente unas 8 personas que van recuperando poco a poco lo que fue el pueblo, pero llegó a estar prácticamente despoblado.







El solar de la iglesia
 Recorremos las calles solitarias y vacías, algún perro gruñon nos salió al encuentro, y entablamos una pequeña conversación con uno de los lugareños. La torre no tiene campanas. Ni campanas, ni tarima, ni bancos. Se lo llevaron todo. Hasta las piedras. De hecho solo queda la pared que sostiene  el campanil, el resto es un solar.





Balconada



Una "calle"


Las calles de Peroblasco conservan su empedrado de cantos rodados que incluso forman alguna figura geométrica. Empinadas, sobre la colina rodeada por una curva del río Cidacos conservan su encanto, donde más de una pared sigue en pie como testigo, mudo observador el paso del tiempo.
El último saábado de julio por las chimeneas de Peroblasco sale el humo de colores mientras se toca música clásica.

Fiesta del humo


San Vicente de Munilla

Mi compañero me comenta que perdió las fotos de San Vicente de Munilla que sacamos hace unos meses. No hay problema como estamos a escasos diez kilómetros, subimos río arriba hasta el empalme de Munilla y a la entrada de esta población, de la que escribiremos otro día,  nos fuimos por un camino con fuerte subida hacia la cumbrera donde están los molinos eólicos.



 Kilometro y medio más arriba cogemos un desvío señalizado a la izquierda y vemos el pueblo en una ladera. El camino sin asfaltar no está mal de piso y el primer tramo es casi llano hasta llegar a un arroyo quer baja del monte. Después ataca un poco más fuerte la ladera hasta subir al pueblo.




Este lugar como Peroblasco y otras aldeas de Munilla quedó desierto por los años 60, no había pista, la fuerte subida por una senda a pie o con mulos para llevar provisiones  y las fuertes pendientes y aspereza de una tierra seca y pedregosa remataron la faena.
A finales de los 80 algunas casas fueron ocupadas por grupos de jóvenes de culturas alternativas que buscaban en pueblos abandonados un modo de vida diferente al de la capital. Tras sus mas y sus menos con los propietarios habitan aquí de forma permanente unas 8 personas.

 Dejamos el coche a la entrada y damos un paseo. Tan solo encontramos a dos personas, un joven que iba a dar un paseo con el perro y un hombre más entrado en años que estaba picando leña y que nos comentó que llebaba 20 años ahí, que hacía poco que se había desprendido alguna piedra de la torre y alguna otra cosa más para mantener un poco la conversación.
    
 El, siguió picando leña y nos fuimos hacia la plaza, o lo que quedaba de ella, lo que pudo ser una casa con soportales cuadrados, la fuente manando abundante, y un mural en forma de mosaico con el nombre "Plaza del sol".

 










La torre

 Después la iglesia, con medio campanario ya vencido, con alguna dovela del arco colgando y con más que evidente deterioro. Cualquier día caerá la dovela y arrastrará al resto del campanario. Y no quedará ni eso para el recuerdo.





















Al irnos encontramos este apuesto gallo y varias gallinas que nos dicen que aquí todavía queda algo de vida.


Para ver más
San Vicente de Munilla
San vicente de Munilla (video)
San Vicente de Munila (Paca Sapena)
San Vicente de Munilla (Marraco)

Hasta la próxima
Salú pa tós

No hay comentarios:

Publicar un comentario