viernes, 28 de agosto de 2015

37.- La linterna del camino Torres del Río



Torres del Río

Hoy toca cerquita de casa. Vamos a Torres del Río, una localidad en el Camino de Santiago entre Los Arcos y Viana. Recostada sobre la ladera derecha del río Linares recibe gustosa el sol de las mañanas.


La Fuente Vieja
   Abajo en la orilla del río una fuente y su correspondiente lavadero reciben al peregrino tras pasar el puente.


El ruido zumbón de una motobomba nos hace mirar, ahí, en la huerta un hombre vigila tranquilo la subida del agua. No se le observa prisa alguna, ni motivo que le haga moverse del sitio.


Entrada al Pueblo


 Subimos por una cuesta, pina como el que la mandó hacer. Al lado una puerta de piedra nos recuerda que por aquí anduvieron los benedictinos hace muchos años. Y antes quizá estarían los moros y los romanos. Es la historia viva, unos vienen, otros se van. De unos no se encuentran huellas de su paso, otros dejaron huella importante.

Como el templo del Santo Sepulcro.  


Seguimos cuesta arriba, siguiendo los pasos de los peregrinos. Unos reponene fuerzas, otros manosean esos aparatejos que se nos hacen imprescindibles hoy en día. Allá donde estés aparecerá alguien con uno de ellos.


Antiguo indicador

A la derecha aparece el antiguo indicador del pueblo.
Y un poco más adelante.


    


Templo del Santo Sepulcro. Frente

 Unos metros más adelante nos encontramos con esto.


Allá por el siglo XII a unos caballeros, unos dicen que templarios,otros, que de la orden de San Juan de Jerusalén se les ocurrió la idea de edificar un templo a semejanza del del Santo Sepulcro de Jerusalén. Pero en lugar de hacerlo redondo, lo hicieron de ocho lados. Dicen que en su linterna ardía una llama para orientar a los peregrinos........

Hoy el paso de peregrinos es incesante. Unos entran en la iglesia y rezan un momento, otros observan un poco más. Unos hacen fotos, otros miran con cara de curiosidad y otros ni siquiera miran y pasan de largo.
Es el mundo de la prisa, hay que llegar pronto al albergue para coger sitio, hay que mantener el paso, hay que cumplir metas, hay que batir records. 
Sin embargo tropezamos con un peregrino a quien yo bautizaría como Slow Step, Paso Corto. Según nos cuenta es de León, hace tiempo que peina canas y una calva tostada a base de días de caminar al sol. Dice que ha hecho el camino de Santiago cuantas ? No recuerdo exactamente pero creo que dijo seis. Quizá sean más pero no importa. Dice que cada día le gusta más. Y que cada vez que vuelve encuentra cosas en las que no había reparado. Ha estado como nosotros un rato dentro, ha preguntado, ha hecho fotos y hemos charlado. De eso, de la prisa, del no saber disfrutar de lo que vas encontrando..... El continúa el paso, lento pero uniforme, y desaparece por la cuesta arriba....  Buen Camino...
Cúpula
Antes hemos estado en la iglesia.   

Se asemeja a la iglesia de Santa María de Eunate, pero tiene algo diferente. Por ejemplo la cúpula, que aquí se forma por nervios cruzados que al final forman un octógono como base de la linterna, mientras en la de Eunate son los nervios simples que convergen en el centro.


Lucernario

La luz entra tenuemente por estos lucernarios en la base de la cúpula, en el arranque de los nervios



Lucernario (detalle)

Ventanal
Detalle del capitel











Según vamos descendiendo nos encontramos con los ventanales románicos y sus respectivos capiteles. En su decoración se observa claramente la influencia de artesanos ¿mozárabes?



Abside

El ábside ocupa uno de los lados del octógono con una bóveda de horno. El el centro un pequeño cristo románico coronado y con cuatro clavos.
El cristo coronado.

Detalle de los pies
Detalle del rostro

Cristo del arbol (foto de la pág del Ayto de Torres)
 
No me había dado cuenta del detalle de que tiene los pies separados, no superpuestos como acostumbramos a ver. Pero lo que más me ha llamado la atención es el rostro. No veo un rostro de gran sufrimiento, aprecio, o al menos es mi impresión, un rostro con el gesto dulce y apacible, como dormido.  Podemos compararlo con este otro cristo de la misma localidad llamado "el cristo del arbol" con una mayor expresión de dolor y sufrimiento.

Salimos de la iglesia y volvemos a ver el paso de los peregrinos..... Unos ligeros como plumas, otros sudorosos y cansados paran un momento ante el templo que ahora ya ha cerrado sus puertas al  público.
Alguno ponen cara de admiración, otros quizá musiten una plegaria, otros simplemente........ pasan de largo.

Nosotros les seguimos un rato a través del pueblo y les vemos alejarse.

Torres del río (arquivoltas)


Antigua placa anuncio

Al fondo la sierra de Codés





Antigua casa
Blasón



Y nosotros no vamos con la música a otra parte.
Hasta la próxima.
Salú pa tós.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario